2017/07/01

"Los 21 días de autolimpieza en Reiki"


Resultado de imagen de tiempo y espacio

Frecuentemente surge en Reiki la pregunta de los “tiempos”.
  • ¿Cuánto tiempo de práctica continuada he de realizar después de cada iniciación?
  • ¿Qué hago después de los 21 días después de la iniciación?
  • ¿Qué son los 21 días?, ¿son necesarios?
  • ¿Cuánto tiempo ha de pasar desde que realizo un nivel al siguiente?

 El ser humano ha dado un gran salto evolutivo en los últimos años. Miles y miles de personas practicando Reiki (y otras terapias energéticas) han creado una gran masa crítica que ha facilitado el aprendizaje a todos los que han venido detrás.

Conceptos y prácticas que antaño resultaban complicadas de explicar y entender, ahora se integran con gran facilidad. Los procesos de aprendizaje se han acelerado de tal manera que parece, exagerándolo (o no), que se ha viajado del mundo de las cavernas al de la tecnología avanzada, en un solo día.

Por supuesto esta evolución no ha sido fruto de un día, sino de muchos y continuados, miles y millones de soles y lunas que han transcurrido hasta que el ser humano es hoy capaz de hablar en términos de energía, de comprender en términos de energía, y de incorporar en sus vidas el concepto de energía como lo más natural del mundo.

En este hecho, constatado tanto a través de los practicantes de Reiki como de la gran proliferación de multitud de terapias energéticas, informacionales y de conciencia hoy en día, nos plantean varias cuestiones antes dadas por sentado:

Punto Uno: El practicante de Reiki, debe realizar 21 días de auto tratamiento y práctica continuada después de una iniciación.

Punto Dos: De un nivel de Reiki a otro han de transcurrir unos tiempos mínimos de práctica (en ocasiones de años) entre uno y otro.

¿Cuál es mi pensamiento al respecto?

“Sobre los 21 Días”:

Nos hemos encontrado, al cabo de los años, con muchas personas que dejaron su aprendizaje de Reiki después de los 21 días de práctica continuada.

¿Es correcto 21 días de práctica de auto tratamiento después de un curso?

Rotundamente Sí. 21, 210, 2100… La esencia de esta práctica recae en el día a día.

Después de un curso la limpieza energética que se vive es grande, y el cuidado de nuestro cuerpo (físico y energético) es vital los días posteriores. Además, la práctica continuada de un ejercicio puede crear un hábito maravilloso.?

Algunas tradiciones nos hablan de 21 días seguidos, otras de 40, otras de 90. Un compromiso interno con tu propio camino de sanación y descubrimiento interior puede ser realizar este tipo de prácticas continuadas durante un tiempo (como los 21 días); simplemente, maravilloso.

Sin embargo, nota la importancia de incorporar la práctica de Reiki todos los días de tu vida. Pueden ser unos pocos minutos de meditación en gasshô antes de dormir, proteger tu campo energético antes de salir de casa, una pequeña práctica de auto-tratamiento cada día, verter Reiki a la comida con profunda gratitud…

Millones de situaciones en nuestro día a día pueden verse beneficiadas al introducir alguno de los muchos elementos de Reiki.

El camino espiritual, de crecimiento interior, de descubrimiento, de revelación, es un camino que no empieza ni acaba en 21 días, ni en 40, ni en 90.

Segundo a segundo, dirige la mirada hacia el interior, observa tu Luz, y expándela.

“Sobre los tiempos de paso de un nivel a otro”:

La vida marca un ritmo exacto para el oído que presta atención. La formación de Reiki no es volar por la información y la práctica para acumular diplomas y reconocimiento: “Yo soy de Nivel II” “Yo soy Maestro de Reiki”…

Reiki danza al unísono con la Vida, y si deseamos seguir sus pasos, hemos de poner toda nuestra atención a la melodía. Es sencillo: Mirar hacia dentro.

¿Cuándo sabe una persona que ha llegado su momento de pasar al siguiente nivel de formación?: Muy sencillo, lo sabe. Si la pregunta es ¿cuándo puedo pasar al siguiente nivel?, entonces aún no estás preparado. Si la pregunta es ¿qué día de los que están en el calendario me viene mejor para mi siguiente iniciación?, entonces estás preparado.

Escucha tu propio ritmo. Practica, disfrutando, deleitándote con la magia de la energía y sus infinitas posibilidades, y cuando llegue el momento de seguir avanzando… simplemente, cualquier otra opción queda fuera de lugar, se sabe.

No te guíes por tiempos externos, prefijados, guíate por tu propia guía interna, y conocerás los tiempos.

Me despido con un poema del Emperador Meiji, que dijo en uno de sus Gyoseis:


“Contempla la piedra horadada por las gotas de lluvia, aunque el trabajo sea arduo, no cedas en tu empeño”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

escribe aquí tu comentario