8 de oct. de 2010

REIKI Y OTROS MÉTODOS CURATIVOS

Cuando Reiki se combina con otro tipo de artes curativas como... fitoterapia, homeopatía, aromaterpia, cromoterapia,... el organismo absorbe mucho mejor los tratamientos y consolida su efecto durante más tiempo.

En el caso de las curas homeopáticas, Reiki interviene contrarrestando la posible recaída del paciente durante el inicio del tratamiento. En esta etapa (suele durar apenas unas horas), la energía sanadora de Reiki resulta muy efectiva para estimular la fuerza autocurativa del cuerpo. Asimismo el Reiki es muy beneficioso para restablecer el equilibrio del sistema, una vez concluído el tratamiento homeopático.

REIKI Y TRATAMIENTO FLORALES




Reiki combina perfectamente con las terapias a base de flores y plantas, acelerando los procesos de asimilación y transmutación de las sustancias que contienen. Una de las más conocidas y utilizadas es la de las famosas flores de Bach, creada por el médico inglés Edward Bach, en la década de 1920. Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad empieza a aparecer en el cuerpo. Sin embargo, al restarurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la "terapia de las emociones". Existen 38 remedios florales, cada uno con propiedades curativas.

Estos elixires florales se elaboran sumergiendo brotes de flores en agua de manantial y dejándolos luego macerar un día a pleno sol. La esencia de las flores "potencia" dicha agua, que luego se mezcla con un brandy especial y se conserva en pequeños recipientes oscuros. El resultado de esta operación es la tintura madre. Puede aplicarse una pequeña sesión de Reiki sobre estos frasquitos antes de comenzar el tratamiento.


ACEITES ESENCIALES

La aromaterapia consiste en el empleo de aceites esenciales extraídos de plantas aromáticas. Éstos poseen propiedades antisépticas, antibacterianas y antiinflamataorias (algunos también actúan sobre el estado psíquico del paciente) y pueden utilizarse mezclados con un excipiente,
que puede ser otro aceite vegetal (de almendra, soja, uva o germen de trigo) y se aplican sobre la piel, masajeando suavemente.
Esta aplicación puede aumentar considerablemente su efectividad si impregnamos, previamente ,los aceites tratados con energía Reiki. Para ello, bastará transmitir la energía directamente a los frascos esenciales, antes de aplicarlas.
Otras formas de combinar ambas terapias:
  • Utilizar los símbolos para potenciar el efecto de los aceites esenciales, dibujándolos sobre el recipiente.
  • Para difundir las virtudes de los aceites en la habitación donde se va a dar la sesión de Reiki, se puede impregnar un algodón con varias gotas y colocarlo sobre una superficie caliente, por ejemplo sobre un radiador, en invierno.
  • También se puede vaporizar la habitación con unas cino gotas de aceite esencial por 1/4 litro de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

escribe aquí tu comentario